. .

Naturaleza

Uno de los mayores tesoros de nuestro entorno es la naturaleza intacta que ofrece. En particular la playa del camping, con sus siete kilómetros de dunas de arena, es una de las pocas playas de la Península Ibérica que permanece completamente virgen.

La diversidad y la belleza de nuestro entorno es tan extraordinaria que cuenta con cinco parques naturales:

“Parc Natural dels Aiguamolls de l’Emporda“

El Camping Aquarius se encuentra directamente en el parque natural de Aiguamolls, en el que solo se permite la agricultura y el turismo sostenible.

Cinco kilómetros al norte del camping se encuentra el centro de visitantes "El Cortalet". Aquí podrá obtener información sobre el parque y desde aquí parten interesantes senderos por rutas naturales que recorren el impresionante paisaje. En los numerosos puntos de avistamiento pueden observarse de cerca bandadas de aves acuáticas, ya que el área es una de las paradas de las miles de aves migratorias que viajan entre el norte y el sur. Aquí puede incluso observarse durante todo el año una gran colonia de cigüeñas a las que le gusta tanto el sitio que han dejado de migrar y se han asentado en la región.

Merece la pena llevar prismáticos.

"Parc Natural de Cap de Creus“ 

La punta noreste de la Península Ibérica, el Cap de Creus ("cabo de cruces"), en el que las estribaciones de los Pirineos llegan hasta el mar Mediterráneo, se encuentra a unos 25 kilómetros al norte del Camping Aquarius. Se trata de una escapada ineludible.

Recibe su nombre de la magnífica iglesia de la Santa Cruz en el monasterio de Sant Pere de Rodes, en el que también se puede visitar el centro de información del parque.

Llena de extravagantes formaciones montañosas, pequeñas y escondidas calas e imponentes acantilados, este impresionante paisaje sirvió de inspiración al pintor surrealista Salvador Dalí, quien pasó la mayor parte de su vida en Port Lligat, y quien describía este cabo como "grandioso delirio geológico".

Este encantador parque natural cuenta con numerosos senderos marcados para descubrilo caminando.

„Parc Natural de l’Albera“ 

En una escapada a la sierra de la Albera podrá disfrutar de este maravilloso paraje natural a los pies de los Pirineos que discurre por la frontera franco-española directamente al norte de la llanura del Empordà.

No espere encontrar aquí turismo costero. Los caminos encantados invitan a descubrir los pueblos románicos, las iglesias y las gentes de la región.

En ninguna otra parte de Cataluña podrá encontrar tantas construcciones megalíticas (menhires y dólmenes) como aquí: una prueba de que este paisaje montañoso ya estaba poblado entre el 3500 y el 1800 antes de Cristo.

Al caminar por la región es probable ver parejas de jabalís cruzarse en el camino o encontrarse con las vacas en libertad de las montañas de L' Albera.

En Espolla encontrará una oficina turística de esta impresionante región. Merece la pena echar un vistazo en una escapada.

 

„Parc Natural de les Illes Medes“

A aproximadamente un kilómetro delante de la costa, a la altura del pueblo de L’Estartit, se encuentra un área protegida formada por las siete islas Medes, que cuentan con una increíble fauna y flora submarinas, sin parangón en todo el Mediterráneo. 

En este lugar la pesca está prohibida desde 1983, por lo que puede observarse una gran variedad de especies marinas, tanto haciendo snorkel o submarinismo, como a bordo de una barca con fondo de cristal. Es una escapada ideal para toda la familia. Los tickets para el paseo en barco se pueden reservar directamente en nuestra recepción.

Las islas están deshabitadas en la actualidad. No obstante, los barcos abandonados recuerdan el paso de marineros por estas islas hace cientos de años. En la Edad Media era uno de los escondrijos favoritos de los piratas que desde aquí lanzaban sus incursiones a tierra firme. Por esta razón, es posible encontrar numerosas granjas entre L’Estartit y Torroella de Montgrí con torres de vigilancia (Torre Gran, Torre Begura) y fortificadas.

 

„Parque Natural de los Volcanes de la Garrotxa“

Por último, a aprox. 50 kilómetros al suroeste, en la región de "La Garrotxa", se encuentra el quinto parque natural, el "Parc Natural de la Zona Volcànica de la Garrotxa". La región es, junto al Eifel (el macizo central francés) y el Campo de Calatrava, una de las áreas volcánicas más importantes de Europa.

Más de 40 volcanes y más de 20 coladas de lava forman un magnífico paisaje con una exuberante vegetación. Este original paisaje volcánico se formó hace cerca de 11.000 años, cuando se produjo la última erupción. Desde entonces, los volcanes están inactivos, aunque no completamente extinguidos.

Esta zona cuenta con numerosas rutas de senderismo y mountainbike.

Es imprescindible visitar el volcán “Croscat”, el más joven de la Península Ibérica. El corte provocado por una cantera de piedra en el cono del volcán permite ver los diferentes estratos de su interior.

En el centro del cráter del volcán “Santa Margarida“ se encuentra una pequeña capilla, una impresionante combinación de cultura y naturaleza de visita imprescindible.

También resulta curioso el volcán “Montsacopa” en el centro de Olot, coronado por la capilla de Sant Francesc.


¡Explore el magnífico entorno natural de esta región!